• Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Andr√©s Serrano serie de “The Morgue”

Por: Krystell Ramos

Y ah√≠ estaba, observando la necropsia de un desconocido. Su cuerpo inerte y purp√ļreo me hipnotizaba. Perturbador, pero encontr√© paz en su vac√≠o. No hay nada m√°s real que eso.¬†

Durante toda mi vida me hab√≠a alejado de la oscuridad. Cuando era ni√Īa me atemorizaban los monstruos, la muerte, y lo desconocido. Mis padres siempre me protegieron. Nunca imagin√© que sin importar el camino que eligiera, las sombras me llamar√≠an.¬†

Estudi√© a las personas por medio de la psicolog√≠a. Le√≠ sobre el funcionamiento neuroqu√≠mico. Aprend√≠ sobre ingenier√≠a metab√≥lica, bioqu√≠mica y biolog√≠a molecular. Memoric√© la anatom√≠a humana. Pero nada me caus√≥ tanta satisfacci√≥n como lo hizo el desentra√Īar los misterios de un cuerpo sin alma sobre una plancha.

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Andr√©s Serrano serie de “The Morgue”

 

Hace unos meses me inscribí a una clase de Ciencias Forenses. Estudiar lo vivo no me fue suficiente. Necesitaba descubrir la belleza en la otra cara de la moneda. Tenía que leer las historias escondidas en los indicios. Me sentía ansiosa por ver un cuerpo marcado por la vida y la muerte. 

La clase era teórica, pero desde el primer día nos ofrecieron la oportunidad de visitar un anfiteatro. Nunca había visto a un occiso, pero la idea parecía fascinante. Cada día me enamoraba más del conocimiento. Las clases me preparaban para un día en especial. Aquel marcado en rojo dentro de mi calendario. 

Un d√≠a antes comenc√© a sentirme nerviosa. La ansiedad y la incertidumbre me devoraban. Me preguntaba: ¬ŅY si el olor me provoca n√°useas incontrolables? ¬ŅY si me desmayo? ¬ŅY si mi mente no soporta las im√°genes? ¬ŅY si no estoy lista?

El día llegó. Efectivamente no estaba lista, pero estaba y eso parecía suficiente.

Parte de mí se hallaba entusiasmada, pero mi moral no entendía el por qué. Segundos antes comprendí que estuve esperando ese momento por meses mientras la persona desnuda y sin vida ante mis ojos vivió todo ese tiempo sin siquiera imaginar que hoy se convertiría en el punto clave de la experiencia que marcaría mi vida. Nunca supe su nombre, pero vi como de un momento a otro se deshumanizó y se convirtió en un objeto de análisis. Vaya experiencia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Andr√©s Serrano serie de “The Morgue”

 

El m√©dico forense entr√≥ al anfiteatro y tom√≥ la cadena de custodia para leerla y proceder junto al t√©cnico. Estaba sentada tras un cristal, observando con respeto a aquel hombre desnudo. El t√©cnico procedi√≥ a realizar una incisi√≥n en el abdomen del fallecido y continu√≥ en trayectoria recta hasta la garganta. Amarillos y rojos vibrantes opacaron el poco color que a√ļn quedaba en el cuerpo.

No podía creer lo que estaba viendo. Mi mente se bloqueó. Las imágenes se mostraban frente a mis ojos como un documental. Lo veía tan lejano. El médico seguía leyendo y al finalizar analizó lo que tenía enfrente. Llegaron peritos a tomar fotografías y a hacer mediciones.

El técnico fisuró el cráneo del occiso sin dificultad y dejó al descubierto el encéfalo para su análisis y toma de muestra. Cada órgano fue revisado, pesado y fraccionado para su proceso en los diferentes laboratorios. Al terminar, el técnico colocó todo en su lugar y cerró el cuerpo. El resultado fue impecable. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Andr√©s Serrano serie de “The Morgue”

 

Respir√© lo m√°s profundo que pude y exhal√© de golpe. Ah√≠ hab√≠a quedado una vida. Despu√©s s√≥lo pude sentir paz. El rostro del hombre hab√≠a perdido la expresi√≥n. La tensi√≥n que le daba aquel rezago de humanidad hab√≠a desaparecido. El hombre ya no era hombre, su alma hab√≠a desocupado su cuerpo y lo √ļnico que qued√≥ fue la carne. Vi mis manos a√ļn coloreadas por el flujo de sangre y sonre√≠.¬†

Comentarios con Facebook